Cambiar Idioma

Spanish English French German Italian Japanese Portuguese Russian

Tamaño de letra

Presidente Alvarado anuncia presentación del Proyecto de Tren Eléctrico a la Asamblea Legislativa

Fecha de publicación
04-05-20
Logos de instituciones responsables
  • “Será la mayor obra por concesión del país y transformará a nuestra nación en movilidad, salud y competitividad”, aseguró el mandatario en su discurso este lunes ante el Congreso
  • Proyecto de ley de contrato de préstamo con el BCIE es hasta por $550 millones e implicará una inversión extranjera por $1.000 millones al ser obra por concesión
  • Generará 1.200 empleos en la fase constructiva y 1.470 en la fase operativa
  • Tren tendrá 46 estaciones a lo largo de 84 km, desde Paraíso de Cartago hasta Coyol de Alajuela, y beneficiará a más un millón 350 mil habitantes de la Gran Área Metropolitana

Este lunes 4 de mayo, fue presentado ante la Asamblea Legislativa el proyecto de ley de contrato de préstamo entre el Gobierno de la República y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para apoyar el financiamiento de construcción del Tren Eléctrico de Pasajeros del Gran Área Metropolitana.

Así lo anunció el presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, en su mensaje anual ante la Asamblea Legislativa, acotando que será la mayor obra por concesión que tendrá el país y transformará a nuestra nación en movilidad, salud y competitividad. “Esta, y las demás obras de infraestructura serán esenciales e insustituibles para la recuperación y el empleo que necesita nuestro país”, exclamó.

El contrato de préstamo con el BCIE es hasta por $550 millones, a 25 años plazo, sin comisión de compromiso y 5 años de gracia para financiar el aporte estatal del proyecto, el cual tendrá una contraparte por $1.000 millones de inversión extranjera al tratarse de una obra por concesión.

Con el proyecto de construcción, equipamiento, puesta en marcha, operación y mantenimiento del Tren Eléctrico de Pasajeros se generarán cerca de 2.670 empleos -1.200 en la fase constructiva y 1.470 en la operativa-, y beneficiará a diferentes sectores mediante encadenamientos productivos y generación de empleo indirecto.

El Tren Eléctrico se plantea como la columna vertebral del sistema de transporte, así como un proyecto de inversión pública fiscalmente responsable. Además, permitirá un sistema intermodal de transporte público, de manera que las personas podrán hacer uso del tren y conectarse con el servicio de autobús.

Este es un proyecto de gran importancia para el país porque será un detonante en la modernización de nuestro transporte público. Nos va a permitir generar más demanda, así como un servicio de calidad a los usuarios. Volveremos a subir a las personas al transporte público, no solo al tren, sino también a los autobuses, a los taxis, mediante un sistema intermodal”, aseguró el ministro de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez Mata.

Por su parte, la Primera Dama de la República, Claudia Dobles Camargo, impulsora del Tren Eléctrico, explicó que este proyecto se realizará mediante el esquema de Asociaciones Público-Privadas en modalidad de concesión.

Mediante una concesión, le permitirá al país dinamizar la economía, ser más competitivos, tener una mejor infraestructura de transporte y un sistema de cero emisiones y de calidad, así como generar más empleos”, acotó Dobles.

Para la ministra de Planificación y Política Económica y coordinadora del Equipo Económico, Pilar Garrido Gonzalo, “esta iniciativa que nació para la transformación del transporte público hacia uno moderno, seguro, sostenible y confiable, es una de las mayores alternativas para impulsar la economía nacional y brindar apoyo a muchas familias con la generación de empleo de calidad, tanto en mano de obra profesional como no profesional”.

Riguroso proceso. Para el cumplimiento del cronograma, el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (INCOFER) ha realizado una estructuración seria, transparente y responsable. En el 2018 se realizó una ingeniería de valor a partir del estudio de pre factibilidad con el que se contaba y en el 2019, se cumplieron las etapas del estudio de factibilidad, con los entregables socio ambiental, técnico y financiero.

Hemos realizado un trabajo serio en la formulación de este proyecto del Tren Eléctrico, porque creemos que es una oportunidad para generar desarrollo, así lo ha demostrado la historia por décadas: el paso del tren por las poblaciones reactiva la economía, en cada territorio que atraviesa el desarrollo ferroviario hay prosperidad”, aseguró la presidenta ejecutiva del INCOFER, Elizabeth Briceño.

Condiciones favorables del crédito

El Tren Eléctrico de Pasajeros tendrá una inversión de $1.550 millones. Para su financiamiento inicial, se logró la aprobación de un crédito por parte del BCIE por $550 millones con cuyos recursos se hará el aporte que debe dar el Estado. Ese es, precisamente, el proyecto de empréstito que fue presentado este lunes a la Asamblea Legislativa.

El financiamiento del BCIE es por un plazo de 25 años y no tiene comisión de compromiso, lo que significa que al Gobierno de Costa Rica no se le generarán costos por tener los recursos aprobados pero sin uso.

Los $550 millones se van a destinar al desarrollo de la infraestructura requerida y se empezará a pagar dentro de 5 años, tiempo en el cual el oferente que gane la licitación debe terminar la infraestructura e iniciar la operación del Tren Eléctrico.

El repago de la deuda dará inicio doce años después de la aprobación del financiamiento, brindando un importante lapso para el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país y permitiendo el ajuste de las finanzas públicas y el desarrollo de infraestructura sin aumentar el endeudamiento inmediato. 

En el Banco Centroamericano de Integración Económica conocemos este proyecto desde su inicio. Hemos venido apoyando al Gobierno desde hace cuatro años con estudios de prefactibilidad y factibilidad, los cuales nos han demostrado que todas las decisiones entorno a esta obra están basadas en un criterio técnico sólido y con el principal objetivo de beneficiar a la población costarricense”, dijo el presidente ejecutivo del BCIE, Dante Mossi.

Sobre el Tren Eléctrico

Esta gran obra beneficiará a más un millón 350 mil habitantes del Gran Área Metropolitana, de 4 de las provincias más pobladas y 15 cantones. Pero también tendrá un efecto reactivador en las demás regiones del país, como el Pacífico y el Atlántico.

Consiste en brindar un tren eléctrico moderno y confortable a las personas usuarias del transporte público, sobre el derecho de vía actual del INCOFER y que conectará las ciudades de Cartago, San José, Heredia y Alajuela.  El Tren Eléctrico mejorará las condiciones de movilidad entre los distintos puntos, de una forma segura, ecológicamente responsable, rápida y eficiente, favoreciendo la  reducción en los tiempos de viaje de las  personas y colaborando con el  descongestionamiento vial.

El sistema propuesto abarca una longitud superior a los 84 km con 46 estaciones a lo largo del recorrido y está compuesto por 5 líneas delimitadas por el derecho de vía del INCOFER. Las líneas 1 (Paraíso-Atlántico), 2 (Atlántico-Alajuela) y 3 (Atlántico-Ciruelas) operarán de forma independiente, mientras que las líneas 4 (Alajuela-Ciruelas) y 5 (Ciruelas-El Coyol) se plantean como extensiones de las líneas 2 y 3 respectivamente.

Al menos 10 de las estaciones serán estaciones intermodales, donde se realizaría la transferencia de pasajeros entre otros medios de transporte, como buses, taxis, medios de movilidad no motorizada y el Tren Eléctrico. Estas estaciones, además de fomentar los desplazamientos intermodales, generarán puntos de activación económica a lo largo de su trazado.

Con el Tren Eléctrico se estima que en la fase constructiva se desarrollen 1.200 empleos directos, como: operador de vías y estructuras, operadores de maquinaria pesada, capataces, albañiles, ingenieros, financistas, arquitectos, administrativos, seguridad, etc.

Adicionalmente, en la fase de operación se estiman 1.470 empleos como: tripulación de tren, operarios del centro de control, ingenieros, personas de servicios generales y de mantenimiento de vías y estructuras, oficinistas, financieros, de seguridad y limpieza.

El proyecto ingresado a la corriente legislativa, será conocido en comisión para posteriormente discutirse en el Plenario.