IDIOMA
    Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian
  • * La cooperación total de UNICEF en el país para el año 2017 fue de 1 millón 945 mil dólares.
  • * Ministra de MIDEPLAN destacó papel de la organización en la atención de las necesidades de la niñez y la adolescencia

Informe UNICEF EntregaCon énfasis en que ninguna niña, niño o adolescente se quede atrás del “tren del desarrollo”, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en Costa Rica, presentó el 27 de julio su informe de labores del año 2017, documento que representa un acercamiento a los logros y retos del país en políticas y acciones en favor de la niñez y la adolescencia.

Para la Ministra de Planificación, María del Pilar Garrido Gonzalo: “UNICEF ha sido un aliado clave a lo largo de los años en la atención de las necesidades de la niñez y la adolescencia ya que los esfuerzos conjuntos que hemos realizado han contribuido a mejorar la calidad de vida de muchas niñas, niños y adolescentes, especialmente de aquellos en situaciones de vulnerabilidad.  El compromiso costarricense es el de dotarlas y dotarlos de oportunidades y garantizar que su crecimiento y desarrollo se de en las condiciones apropiadas, entendiendo que trabajar por la niñez y la adolescencia es trabajar por el presente y el futuro de Costa Rica”.

Gordon Jonathan Lewis, Representante de UNICEF Costa Rica, agradeció a los aliados nacionales el trabajo conjunto por la defensa de la niñez y la adolescencia. “Avanzar hacia una Costa Rica más justa e inclusiva, donde ninguna niña, niño o adolescente se quede atrás, requiere fortalecer las buenas prácticas y enfrentar con determinación los retos que existen. Gracias a la confianza que las distintas contrapartes han depositado en UNICEF, este año fue posible dar pasos muy importantes hacia la inclusión social y el cumplimiento de los derechos de la niñez y adolescencia”, afirmó Lewis.

De acuerdo con el censo de población del año 2011, realizado por el Instituto de Estadística y Censos (INEC), en el país viven 1,3 millones de niñas, niños y adolescentes (NNA) de los cuales 55 mil eran migrantes, 33 mil indígenas, 16 mil con algún tipo de discapacidad y 11 mil afrodescendientes.  Estas cifras se actualizarán en el momento en que se realice el próximo censo de población en el año 2020.

Principales logros y retos persistentes

Los programas apoyados por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia en el año 2017 generaron avances y resultados específicos en seis grandes áreas y buscaron garantizar y promover los derechos de las niñas, niños y adolescentes.

“Es importante que se escuche a los niños, niñas y adolescentes de Costa Rica pues somos las generaciones del presente y el futuro. Es fundamental que los más grandes nos dejen un conocimiento para que nosotros, con lo que sabemos, podamos impulsar cosas nuevas”, destacó Cristopher Navarro, adolescente integrante de los talleres de capacitación para que la voz de las y los adolescentes fuera escuchada en el marco de la iniciativa “Tu Voz Vale”, impulsada por UNICEF y otros socios.

Entre los retos que tiene el país para lograr que las niñas, niños y adolescentes ejerzan plenamente sus derechos, está que las instituciones encargadas de liderar las acciones para la niñez y la adolescencia logren una mayor coordinación y mejoren el alcance de las políticas y las leyes existentes que promueven los derechos de esta población, y que progresivamente se reduzcan las desigualdades que todavía les afectan.

Informe UNICEF general

UNICEF señala que Costa Rica tiene que trabajar más para lograr la universalización de la educación preescolar, ya que en la actualidad solo 6 de cada 10 niñas y niños menores de 7 años están matriculados. Asimismo, los esfuerzos se deben dirigir en contra de la exclusión escolar, sobre todo en la población adolescente donde solo 5 de cada 10 estudiantes matriculados en educación secundaria diurna logran graduarse.

Además, la pobreza sigue afectando a un total de 427 mil niños, niñas y adolescentes, lo que representa el 33% de personas que viven en esa condición, corriendo un mayor riesgo de experimentar problemas de ausencia de cuido, estimulación temprana y desarrollo integral, falta de acompañamiento de los padres y cuidadores, fracaso escolar, violencias (física, psicológica y sexual) y negligencia en el hogar, la escuela y la comunidad, así como una mayor posibilidad de involucramiento en actividades ilícitas.

El presupuesto total de UNICEF para el año 2017 fue de 1 millón 945 mil dólares, cuyo 37% se destinó a brindar asistencia técnica a los diferentes componentes del Programa de Cooperación; el 23% se consignó al área de Protección de los derechos de las niñas, niños y adolescentes; el 16% se invirtió en Educación y Desarrollo de la Primera Infancia; el 14% en acciones de Monitoreo y Generación de Información; y finalmente, el 10% se ejecutó en temas de Género, Comunicación y Emergencias.

Este año UNICEF inició un nuevo ciclo de cooperación para el quinquenio 2018-2022, consistente con el Marco de Naciones Unidas para el Desarrollo (MANUD) para el mismo período, donde hace énfasis en el desarrollo de programas innovadores, de bajo costo, sostenibles y escalables a nivel nacional que contribuyan a la búsqueda de soluciones a los retos que enfrenta la niñez y adolescencia en una Costa Rica que vive un escenario político y económico complejo debido la situación fiscal que atraviesa el país.

primi sui motori con e-max